Trabajar desde casa

Siempre lo hemos oído, trabajar desde casa es posible y los nuevos tiempos lo reafirman. Se justifica con los cambios en las tecnologías, la velocidad de internet, las apps, las redes sociales, la legislación, etc. todos ellos han evolucionado a darnos la posibilidad de trasladar el lugar de trabajo a casa de una forma fácil y sencilla. Si a esto, le sumamos que esta situación laboral, posibilita conciliar la vida laboral y familiar. Nos encontramos con que más de uno quiera trabajar desde casa. Si es así, cambia tu hogar y busca un espacio ideal.

Página 89 Color Lavanda oficina

El espacio ideal.

Lo “clásico” es tener un espacio independiente, alejado de las zonas ruidosas, como el salón y la cocina, que te permita trabajar en cierta forma aislado del resto de actividades que se realizan habitualmente y crear, así, tu propio clima laboral. Si esto no es posible podrías sacar partido a tus estancias más amplias o cambia, redristribuye y encuentra esos rincones ‘muertos’. El objetivo es darle personalidad y un nuevo lenguaje, para adaptarlos fácilmente a tus nuevas espectativas. Así como el salón, puedes redecorarlo y hacerlo más cómodo, conservar un espacio para la mesa de despacho,  así como cambiar la mesa de comedor por alguna más elegante para cuando recibas alguna visita; la cocina, si es un espacio abierto, es también muy práctica para que los niños hagan los deberes; o en lugares de paso, el hueco de la escalera, precioso o, incluso, en el hall, si es lo suficientemente amplio.

mesas despachos casanova gandia

Tu espacio de trabajo.

Ante todo, debe ser, y hacerte sentir, cómodo/a. Ser tu espacio favorito y también es importante que se integre en tu hogar. Debes de personalizarlo. A la hora de elegir la ubicación idónea, busca un espacio funcional donde te sientas a gusto, confortable, que recibas la luz natural o recurre a la artificial para aumentar la luminosidad. La organización y limpieza, es fundamental para lograr mayor concentración. Respecto al color evita los contrastes bruscos, que no motivan, opta por tonalidades neutras, más serenas y ligeras visualmente. Crea tu propio atelier sin renunciar a los detalles más cálidos y personales (diplomas, títulos, fotografías).

mesas de oficina casanova gandia

Muebles de madera

Otra excusa para personalizar tu espacio de trabajo es la mesa, colócala preferiblemente junto a una ventana, sino frente a ella o de forma perpendicular, para evitar los reflejos en la pantalla del ordenador o en tus ojos. La mesa de oficina o mesa de despacho, es el gran tesoro que pone el plus de estilo en cualquier espacio. Aunque si es amplia, mucho mejor, empezarás con poco, pero a largo plazo, trabajarás más y te será má cómoda.  Ajusta sus dimensiones a tus necesidades y trabaja con archivadores, estanterías, etc, o los papeles pronto invadirán tu mesa. Elige una buena silla, que te envuelva y mantenga la espalda recta, permitiéndote una forma de sentarse cómoda, que evite las posturas inadecuadas. Fundamental que se pueda regular su altura, para ajustarse a cada uno.

mesas de oficina casanova gandia

Y, por último, cuida al luz. Contar con una buena iluminación, natural o artificial, es fundamental. Por eso, hazte con un punto de luz orientable y articulable, que puedas dirigir al sitio que necesites iluminar en cada momento.

Piensa que la receta infalible está en la combinación de muebles y objetos diversos, que mezclados con mimo, conviven en consonancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *